Declarado Parque Natural y zona de especial protección de aves en 1985, el Cañón del Río Lobos comprende una superficie de 9580 has. Este rincón está situado tan solo a 16 km del Hotel Río Ucero. está considerado como uno de los paisajes más bellos de España por la espectacularidad de su relieve, un singular espacio sobre el eje de un profundo cañón de escarpados farallones.

En su interior destacan extensos bosques de sabinas y pino laricio, además de su riqueza faunística, destacando las parejas de buitres leonados, siendo importante reserva de esta especie, águilas reales, alimoches y halcones. Entre los mamíferos abundan los corzos, jabalíes, ardillas, nutrias, tejones y gatos monteses.

Un lugar donde hacer un hermoso recorrido a pie, que nos dirige entre paisajes a la ermita de San Bartolomé, uno de los enclaves más importantes- y sorprendente en su entorno- de la orden de los caballeros templarios, a partir de la cual podemos contemplar este cañón en todo su esplendor; acompañados en el camino por el río Lobos, con nenúfares flotantes, aguas que aparecen y desaparecen intrigando al caminante. Sin duda, una belleza sin palabras, que solo descubriremos en su visita. Cerca de 200 especies de vertebrados, entre los que destacan buitre leonado, águilas real y culebrera, alimoche, roquero rojo, corzo, nutria, etc

La ermita Templaria situada en el corazón del Parque Natural del Cañón de Río Lobos “Refugio oculto para los caballeros templarios”. Si tuvieramos que elegir un lugar que resumiese todo los enigmas que rodean a la leyenda de los templarios, este sería sin duda el Cañón del Río Lobos, ningún otro es capaz de proporcionar al visitante esa sensación de soledad y de retiro como la ermita de San Bartolomé

Parque Natural Cañón de Río Lobos

Ermita Templaria San Bartolo.

Panorámica Parque Natural Cañón de Río Lobos

Panorámica Parque Natural Cañón de Río Lobos